Nostalgia de años atrás: ‘ThunderCats’

ThunderCats-1024x767“Thunder, thunder, thunder, ThunderCats- Oh!”

Los ‘ThunderCats’ fue una producción peculiar. La serie –que tuvo cuatro temporadas y 130 episodios– estuvo al aire entre 1985 y 1989 y está basada en los personajes creados por el escritor norteamericano Tobin Wolf, pero fue dirigida por el japonés Katsuhito Akiyama.

Encasillar al programa bajo un estilo de animación resulta complejo. Con la idea de capturar una audiencia mucho más grande, los ‘ThunderCats’ son una mezcla entre los cómics tradicionales estadounidenses y el anime japonés, basado en los mangas. Sin embargo, uno de los problemas que tuvo la serie cuando llegó a nuestro continente fue que los episodios se transmitieron en desorden, por lo que costaba mucho trabajo entender exactamente cómo se desarrollaba la historia. De hecho, nunca logré ver el final, y mientras buscaba videos en YouTube para adjuntar en esta nota me encontré con uno que se llama ‘La muerte de Mumm-Ra’. Eso es tan cruel como si uno estuviera viendo una serie sobre Batman y, de golpe, apareciera algo como ‘La muerte de Bane’.

Por otra parte, en el 2011, se estrenó una adaptación reimaginada de la serie original. Esta nueva versión tuvo un énfasis más oscuro que la original, aunque fue cancelada solo después de una primera temporada. En Latinoamérica la serie pudo verse a través de Cartoon Network.
Más allá de lo evidente

La historia de los ‘ThunderCats’ tiene algo de parecido con la de ‘Dragon Ball’. Thundera, el hogar de los protagonistas era un planeta pacífico en el que todos vivían felices y sin pudor de su desnudez, pues nadie vestía ropa; como los verdaderos animalitos que son. Un día, Thundera, a punto de explotr, obligó a sus habitantes, entre esos los ThunderCats (la casta más alta de la raza) a emprender un estrepitoso escape.

En pleno escape, la flota de naves fue atacada por mutantes del planeta Plun-Darr, quienes en busca de la Espada del Augurio destruyen a todas las naves excepto la Nave Comando, donde creen que se encuentra el arma. Debido a los daños recibidos por el ataque de los mutantes, la Nave Comando debe cambiar de rumbo a un planeta que tenga condiciones de alojar a los ThunderCats. El lugar escogido está a muchas galaxias de distancia, por lo que el viaje tomará muchos años, así que la tripulación entra en un estado de animación suspendida. El único que se mantiene despierto es el anciano Jaga, quien muere de vejez, no sin antes garantizar el aterrizaje de la Nave Comando al Tercer Planeta, como es llamado su nuevo hogar.

This entry was posted in Los Thundercats. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *